Iglesia

El Arzobispado platense sentó posición frente al escándalo por abuso del cura Lorenzo

La máxima autoridad eclesiástica en la ciudad encabezada por el arzobispo Víctor "Tucho" Fernández, sacó un comunicado a la prensa donde comenta en tres puntos su versión sobre las denuncias de abuso sexual infantil contra el párroco Eduardo Lorenzo, a cargo de la iglesia Inmaculada Madre de Dios de Gonnet.

Después del escándalo que sacudió a la ciudad por las denuncias contra el cura Eduardo Lorenzo por abuso sexual infantil, el Arzobispado local brindó declaraciones formales sobre el caso por primera vez. Frente a la consulta de los medios, informaron sobre «tres actuaciones fundamentales» que se dieron en la Justicia penal y la canónica, un sistema «judicial» hacia adentro de la misma Iglesia Católica que, según su normativa, debe abrir investigaciones internas cada vez que se denuncia a un líder religioso en el fuero penal.

En primer lugar, el Arzobispado advierte que «en 2009 se realizó un proceso canónico que consistió en una investigación previa (canon 1717), en la que se escucharon diversos testimonios. Se compartía información con la fiscal (Ana Medina), que también proveía de información al Arzobispado. La fiscal archivó la causa por falta de mérito y luego el Arzobispado también concluyó la investigación, que terminó en una reprensión, relacionada más bien con el carácter del sacerdote, comunicada a éste de manera oral a modo de consejos y recomendaciones. El Arzobispo Héctor Aguer había considerado que dicha reprensión había dado resultado positivo».

Luego aclaran que en 2018, el nuevo Arzobispo Víctor «Tucho» Fernández, decidió «por prudencia solicitar una investigación complementaria, fundamentalmente referida al comportamiento del padre Lorenzo en los últimos 10 años. Allí se citaron jóvenes y personas que vivieron con el sacerdote o han podido seguirlo de cerca. Algunos de ellos fueron críticos del sacerdote pero descartaron posibles riesgos. Esta información también fue enviada a la Fiscalía junto con la totalidad de la carpeta».

Por último, aseguran que si bien la prensa publicó varias cosas sobre las denuncias, «buena parte de la información es contradictoria, parcial o incorrecta». «Se cuenta con testimonios que contradicen a otros sobre un mismo hecho concreto. El mismo padre Lorenzo podrá aclarar algunas de estas cuestiones«, explican, aunque sin detallar cuándo o cómo lo hará.

«El Arzobispado está atento a lo que se resuelva en el ámbito judicial y prefiere no hacer declaraciones que puedan disturbar la labor de la Fiscalía. No obstante, debido a las sospechas que ha originado esta situación, y para evitar toda mala interpretación, por precaución el Arzobispo ha hecho al padre Lorenzo unos pedidos muy explícitos. Estos pedidos, acordados con el sacerdote, protegen al propio sacerdote de cualquier confusión y permiten que la propia comunidad parroquial lo preserve«, precisan.

Concretamente, la institución le prohíbe a Lorenzo acercarse a niños y jóvenes menores de 18 años. En la misiva, Fernández exhorta al párroco a dejar de compartir «habitaciones con menores de edad, viajar con ellos en autos” y “estar a solas” en cualquier “lugar no visible”. Además, sin aventurar “conclusiones, ni tampoco aplicarte sanciones que no corresponden”, el arzobispo lo insta a entregarse “generosamente al servicio de los más pobres, ancianos, presos, enfermos, sin excluir a los jóvenes mayores de edad que valoran tu ministerio”.

Cabe recordar que el cura Lorenzo fue denunciado en 2008 por Julio César Frutos, tutor y padre adoptivo de León, un chico en situación de calle (hoy de 26 años) que por entonces vivía en el hogar parroquial Los Leoncitos, que dependía de la Iglesia Inmaculada Madre de Dios (donde oficiaba párroco). El sacerdote, que también se desempeñó hasta este año como capellán general del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), fue acusado de abuso y malos tratos, pero la causa, instruida por la fiscal Ana Medina, fue archivada por falta de mérito. Sin embargo, la misma fiscal decidió reabrir el expediente a fines de marzo pasado.

A ese caso se sumó otro cuyo denunciante mantiene su identidad en reserva y un tercero, Julián Bártoli, que lo hizo público en una conferencia de prensa que organizo la Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina, en la sede de la CTA de los Trabajadores, y puso de manifesto la forma en que trabajaba el sacerdote con sus víctimas.

https://www.0221.com.ar/nota/2019-7-22-16-55-0-el-arzobispado-platense-sento-posicion-frente-al-escandalo-por-abuso-del-cura-lorenzo

Leer más...

Notas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close